Domingo musical

Parece inevitable. Se acerca el fin de año y aparecen resúmenes o listas de todo tipo haciendo balance del año.

Justo el otro día leí en Rolling Stone las que decían que eran las mejores películas del año. Y, aunque voy menos de lo que me gustaría al cine, ahí estaba la peli que vi hace unos meses y me dejó tocada: Boyhood.

Hoy ha sido un día raro. No he hecho balance de nada, me han hecho pensar en el pasado y lo pasado. Este domingo suena a este tema del final de la película. (Qué decir del título de la canción y del grupo…).

Perfecta para callar pensamientos persistentes.

Christma(d)s

Hace años esperaba estas fechas con un boli en la mano para escribir el juego o regalo que me llamaba la atención en mi carta a los Reyes Magos. Muchas veces, la realidad no se correspondía con lo que había visto en la tele. Si no, pensad en esos fuertes de Playmobil o esas muñecas que hacían de todo y que, en realidad, ni tenían tantas piezas ni dejaban de ser una muñeca más.

Con el tiempo, disfruté viendo los anuncios y comprobando cómo año a año algunas marcas mantenían su esencia o nos captaban con su piezas audiovisuales. Dudo que en España haya alguien al que no le suene el “Hola, soy Edu, ¡feliz navidad!” o “Vuelve a casa vuelve, por Navidad“.

Hoy en día aquí siguen haciéndose spots para recordar (este año el de la Lotería sí que ha calado). Pero, ¿cómo son los anuncios navideños fuera? Estos son algunos ejemplos de este año:

Memorable  

Tierno

Emocionante 

Incluso humorísticos

Aquí o allí, siempre a tiempo.