Destino

Aunque el título del post pueda llevar a pensar que me voy a poner filosófica o trascendental, nada que ver.

Hoy escribo animada por la motivación que siempre genera un descubrimiento grato e inesperado. O, más bien, esa habilidad que tengo de clicar de aquí para allí y, entre la paja, descubrir oro. Porque,  ¿cuántas veces puede alguien descubrir una colaboración tan genial como la de Dalí y Disney? ¿Qué posibilidad hay de que un tuit de tantos que lees al día te lleve a un vídeo de los de guardar?

No sé las respuestas. Tampoco creo en el destino, pero sí en esto:

 

 

Y por si un descubrimiento no fuera suficiente, aquí otra joya que también he encontrado en Open Culture:

 

 

 

 

Gracias destino, digo curiosidad.

 

 

 

Anuncios

Domingo musical

Últimamente pienso bastante en empezar a correr. Por ahora, paseo mucho.

Siempre salgo a andar con mis cascos puestos.

Sigo encontrando en la música uno de los mejores refugios.

 

Y, si me buscáis, hoy me encontraréis con Lord Huron.

 

 

 

 

I Forgot My Phone

 

Sí, hace gracia ver el vídeo. Reconocerse con una media sonrisa en algunas de las situaciones.

 

Algunos creerán que es una manera exagerada de mostrar los hiperconectados y dependientes que vivimos de nuestros teléfonos. Otros, sin más, se darán cuenta de que ellos podrían ser parte de cualquiera de las situaciones y no querrían ni imaginar que su teléfono se quede sin batería sin tener cerca un enchufe.

Puede que ni tanto ni tan poco.

 

 

 

Como la vida misma.