Don´t stop believing

“Working hard to get my fill, 
Everybody wants a thrill 
Payin’ anything to roll the dice, 
Just one more time 
Some will win, some will lose 
Some were born to sing the blues 
Oh, the movie never ends 
It goes on and on and on and on 

Don’t stop believin’ 
Hold on to the feelin’ 
Streetlights people “
La versión de la canción “Don´t stop believin”, original del grupo Journey, es del P22 Chorus.

Este coro infantil realiza versiones increíbles, como increíble es el sentimiento y la pasión que ponen estos niños al cantar y  al interpretar las letas.

(La versión que hacen en Glee de esta canción también merece la pena escucharla).

Y recordad: “Don´t stop believin”

Buen fin de semana.

Anuncios

Mi realidad

“Yo no necesito hablar para expresar una emoción,
me basta sólo con mirar..
Pero sí necesito amar
es mi única ambición.
¡Y es lo que necesito!”

Ya lo he escrito en otras entradas. No soy una persona habladora.

Me gusta expresarme cuando creo, con cautela y como creo.

Las palabras pronunciadas no lo son todo.

Adoro los silencios. Las miradas. Los cruces de miradas. Las sonrisas. Las medias sonrisas. El roce. La complicidad de los gestos.

Me gusta la palabra escrita. Me gustar pensar, en silecio. Me gusta sentir.

Y, como también he confesado, adoro la música. Imaginar lo que una canción puede expresar y significar para cada persona.

Con Lori Meyers os deseo un buen fin de semana.

Carpe diem

Hay ocasiones en que la vida te cambia sin aviso. Sin esperarlo ni estar preparado. 

Momentos en los que tu mundo se tambalea y tú te vuelves más vulnerable que nunca. 

No puedes ni quieres creer ni en lo que pasa ni en que tú estés metido en todo eso.

La mayoría de cambios inesperados que se han producido en mi vida han sido “drásticos”, con caminos agónicos y desenlaces indeseados, tristes. (Sólo una vez un cambio inesperado me dio una alegría, cuando me tocó una Gibson en un sorteo mientras trabajaba en un concierto… Si es que, lo que no me pase a mí).

Habrá quien piense que no puede ser para tanto, que qué voy a saber yo, si soy joven aún. Otros, los que me conocen, saben que algo de razón llevo (desgraciadamente).

¿Acaso hay edad para que la vida te putee? 

Me temo que no. 

Yo lo único que sé es que hay que vivir el día a día.

Sólo espero que mientras vivo el momento, las arrugas que se vayan marcando en mi cara sean de risas y sonrisas. 

Y si son de lágrimas, que sean de alegría.

Plantéatelo así

"Pelea por lo que quieres 
y no desesperes si algo no anda bien.
Hoy puede ser un gran día
y mañana también."



Porque sí, hoy puede ser un gran día, démosle una oportunidad.

La versión original de la canción me gusta, pero esta más. 
Me gustan los cuatro, cantando juntos y por separado.

Be happy!

Hay días que necesito ver este vídeo.

Porque hay días que no estamos para nadie, pero tenemos que dar la cara.

Porque hay días que cuesta sonreír, pero tenemos que darnos cuenta de lo afortunados que somos.

Porque merece la pena vivir, aunque la vida sea un camino de claros y nubes.

Porque hay días que la felicidad se esconde, el corazón se apaga y duele respirar, pero tenemos que seguir brillando.

Porque la felicidad está ahí.

¡Qué no se escape!

Thanks

Mi madre el otro día me dijo que daba demasiado las gracias.
No es la primera que me lo dice… Incluso en el trabajo me “han sugerido” que no sea tan amable.
¿Por qué no? Me sale. Soy así. No me meto con nadie. No hago mal a nadie. (Al contrario, de hecho, creo que no estaría mal que todos fuéramos un poco más educados).
Por cierto, gracias por leerme.

Caminante

‎”Soy hija del camino, caravana es mi patria y mi vida la más inesperada travesía”.

Todo pasa y todo queda.

Se acabaron las vacaciones.